BRONCE

Los óxidos metálicos dan el color característico, además de evitar el paso de luz y calor, ayudando así a disminuir el paso de radiación solar, protegiendo colores y texturas de los interiores